Shia LaBeouf se convirtió al catolicismo tras interpretar al Padre Pío

“Ahora sé que Dios estaba usando mi ego para atraerme hacia Él, alejándome de los deseos mundanos. Todo estaba sucediendo simultáneamente”, confesó Shia LaBeouf en una entrevista con el Obispo de Winona-Rochester (Estados Unidos), Mons. Robert Barron.

El actor reveló que tenía pensamientos suicidas antes de empezar a grabar la película en Italia y que únicamente aceptó el papel para salvar su carrera, la cual se había visto duramente afectada por escándalos personales.

La primera semana de septiembre de 2022 marca dos hechos significativos de la fe impregnando a Hollywood.

El estreno de una película sobre el Padre Pío en el Festival Internacional de Cine de Venecia, y la súbita conversión de su actor principal, Shia LaBeouf, al catolicismo de la tradición.

Y también es la recuperación de director Abel Ferrara de las drogas y el alcohol, un estadounidense que hace dos décadas vive en Italia, lo cual le hizo «ver una forma de vida diferente y vivir una vida diferente», según sus palabras

La película dirigida por Ferrara y protagonizada por LaBeouf, toma como punto de partida la llegada del Padre Pío al monasterio capuchino de San Giovanni Rotondo, que sucede en el momento en que los socialistas ganaron las elecciones locales de 1920.

En ese tiempo histórico y en ese lugar, se produce la “Masacre de San Giovanni Rotondo», en el momento en que los socialistas intentaron colgar su bandera roja en el edificio municipal e instalar a su alcalde, con el resultado de 14 personas muertas y 80 heridas.

Ferrara ha estado trabajando en esta película por 5 años y la parte más importante del guion está basada en las revelaciones que hacen las cartas del Padre Pío, anteriormente había hecho un documental sobre Él.

Esta película está siendo promocionada en el mundo católico, porque significó un milagro espiritual para el actor que encarnó al Padre Pío joven, Shia LaBeouf, que sucedió cuando pasó cuatro meses en un convento capuchino en las montañas de California, para preparar el personaje.

Y no es una sorpresa porque el santo italiano es un intercesor poderoso.

Shia LaBeouf, de 36 años, ha sido conocido por protagonizar las tres películas de Transformers, Indiana Jones y la Calavera de Cristal, Yo Robot, películas difícilmente consideradas como de trasfondo espiritual.

Sin embargo, parece que Dios tenía planes para darle a su carrera un empujón en una dirección muy positiva, porque estaba en problemas desde el 2020.

Al iniciar el proyecto, LaBeouf se encontraba en el punto más oscuro de su vida tras una serie de escándalos públicos.

Tuvo varios encontronazos con la ley en 2020 que lo dejaron sin trabajo. Fue acusado de hurto menor y agresión después de involucrarse en un altercado donde robó el sombrero de un hombre.

Poco después fue demandado por su ex novia, quien lo acusó de agresión sexual, e infligirle angustia emocional durante su corta relación.

Otra de las ex novias también presentó acusaciones de abuso. Y el juez le ordenó asistir a clases de terapia y manejo de la ira, usar un dispositivo que detecta el consumo de alcohol y someterse a pruebas aleatorias de alcohol.

Esto le produjo una profunda depresión, por una vergüenza como nunca antes había experimentado, el tipo de vergüenza inhabilitante.

No sabía a dónde ir, qué hacer. Le vinieron ideaciones suicidas, dice que tenía un arma sobre la mesa. Sentía que estaba en la última parada del tren y no había otro lugar adonde ir. En ese momento nadie quería hablar con él, incluida su madre.

Se identificaba como agnóstico o ateo aunque su madre es de religión judía y su padre cristiano. Pero sus creencias sobre el control de su propia vida le dificultaban creer en Dios.

“Vi que había otras personas que han pecado incluso más allá de lo que jamás podría imaginar y que se encuentran con Cristo. Eso me hacía sentir que tenía esperanza”

Se unió a diversos grupos religiosos para encontrar un sentido a lo que le estaba pasando y a su vida, para luchar contra los pensamientos de impotencia y suicidio.

Cuando todos sus diseños fallaron, cuando todos sus planes se fueron por la ventana, levantó las manos al cielo y dijo: «mis planes son basura, ya no quiero estar así».

Eso se requería para entrar en el personaje del Padre Pío, advertirá después.

Y de repente se produjo el primer milagro, Abel Ferrara lo llama para interpretar al Padre Pío. Hoy dice que se siente demasiado coincidente para ser una coincidencia.

Y dirá, «Ahora sé que Dios estaba usando mi ego para atraerme hacia Él y alejarme de los deseos mundanos, todo estaba sucediendo simultáneamente. Porque no habría tenido ningún impulso para subirme a mi auto, conducir hasta el monasterio, si no hubiera pensado, voy a salvar mi carrera».

La estrella de Transformers también dijo que aprender del perdón y el arrepentimiento fue fundamental para salir de la depresión y conocer la Misericordia de Dios.

O sea que tomó el papel pensando en que era un trabajo sin considerar el beneficio espiritual del tema de la película.

La película tiene previsto su estreno en el Festival Internacional de Cine de Venecia de 2022, que se llevará a cabo del 31 de agosto al 10 de septiembre.

La Iglesia Católica en Bolivia avanza en un plan de digitalización para sus diócesis

La Iglesia Católica en Bolivia avanza en un plan de digitalización para que sus...

Sacerdote que dirige colegio católico en Nigeria salvó a sus alumnos de ataque terrorista

Alumnos del colegio católico Father Angus Frazer Memorial, en la ciudad de Makurdi, Nigeria....

Portugal: miles de peregrinos rezaron a la Virgen de Fátima por la paz en el mundo

En el día de la fiesta de esa advocación, el arzobispo de Barcelona, cardenal...

Así trabaja un misionero en medio de la selva colombiana plagada de enfermedades y animales venenosos

Un misionero brasileño, el P. Jonathas Fernandes, trabaja en medio de la densa jungla...