Para proteger es necesario amar

LIFE A-MAR NATURA 2000 es el nombre del ambicioso proyecto financiado por fondos medioambientales europeos para sensibilizar y actuar en favor de la Creación, que intentará devolver el conocimiento, el cuidado y la belleza a más de 30 lugares marinos de Italia y España. El director de la compañía Triton afirma: “Nos centramos en los jóvenes, pero es hora de que todos pongamos de nuestra parte”.

En los últimos meses, biólogos marinos, expertos en medio ambiente, periodistas, hombres, mujeres y niños han surcado las aguas del mar Tirreno y del Mediterráneo a bordo de embarcaciones incautadas al crimen organizado, en un recorrido a vela que les ha llevado a descubrir los lugares marinos más bellos, más de 30 en Italia y España, pero también los más amenazados por el cambio climático y la mano del hombre que, por negligencia o interés económico, sigue expoliando, desfigurando y cicatrizando el único hogar que Dios nos ha dado para vivir. LIFE A-MAR NATURA 2000 es un proyecto financiado por la Unión Europea, liderado por Federparchi-Europarc Italia con la participación de Triton ResearchLipu y Fundación Biodiversidad y tres parques nacionales cofinanciadores: Cinque TerreArcipelago Toscano y Asinara.

Como explica Raffaele Grandi, Director General de Triton, los objetivos son múltiples: “En primer lugar, aumentar el conocimiento y la concienciación sobre la existencia y la importancia de estos lugares; después, promover buenas prácticas replicables y comportamientos ecosostenibles en la gestión de los espacios marinos Natura 2000 y una ciudadanía activa en formación para una vigilancia más eficaz y continua del medio marino. De nuevo, la intención es aumentar el compromiso con la conservación y protección no solo del territorio, sino también de la biodiversidad existente, hoy fuertemente amenazada”.

Transformar el mal en bien para todos

La campaña de navegación, llevada a cabo con el apoyo de la Liga Naval Italiana, ha llegado a cinco regiones, Liguria, Sicilia (oeste y este), Toscana, norte de Cerdeña y Lacio, con embarcaciones, confiadas por las autoridades judiciales a la Liga Naval Italiana y puestas a disposición junto con tripulaciones formadas por miembros de la LNI, que proceden de incautaciones a la mafia, la Camorra y la ‘ndrangheta y, de este modo, vuelven a la “nueva vida” ofreciendo una contribución activa y social a la población. “Es una buena señal la que estamos dando al utilizar estas embarcaciones, y el primer mensaje que llega a la gente es precisamente el deseo de transformar el mal en bien, empezando por la reutilización virtuosa de vehículos que en el pasado se utilizaban para otra cosa totalmente distinta, para transportar armas, por ejemplo, para el fraude, para el robo. La sostenibilidad y la protección del medio ambiente pasan también por el respeto y la colaboración conjunta que conducen a resultados concretos. No queremos que este proyecto se llene de buenas palabras, queremos pasar a la acción entendiendo que la contribución de todos es valiosa, por pequeña que sea. Ya lo vimos en el pasado al lanzar el hashtag #unaplasticainmeno en las redes sociales: muchísima gente participó recogiendo del suelo una botella de plástico mal tirada o un objeto abandonado en un parque. Todos un poco, ¡solo así se consiguen resultados extraordinarios!”.

Uno de los barcos utilizados en el proyecto LIFE A- MAR, robado por el crimen organizado

La inspiración de la Laudato si’

Raffaele Grandi considera la encíclica Laudato si’ de Francisco como un principio rector absoluto que no ha hecho sino reforzar su innata vocación medioambiental.

“En junio -recuerda-, cuando empezó la campaña, estuvimos en las islas Lípari y pudimos ver los maravillosos lagartos azules que la mayoría de la gente desconoce. Las islas Eolias son, en el fondo, las Galápagos del Mediterráneo y se encuentran animales preciosos, llenos de color. En los ojos de todos había asombro y un sentimiento de gratitud por la Creación, pero si no los hubiéramos llevado allí, no habrían podido admirar esta maravilla. Conocer, conocerse, hombres y animales, esto es fundamental. Laudato si’ nos inspira en nuestro trabajo, en nuestro compromiso e implicación no solo de los profesionales, sino de todas las personas. Insisto en el tema de la conexión y la colaboración porque, como ha dicho muchas veces el Papa, nadie se salva solo, y mucho menos la Tierra a la que hemos convertido en un enorme y gigantesco basurero. También es necesario comunicar bien ciertos temas y mostrar que la fragilidad no es un rasgo meramente humano, sino que pertenece también a la Creación. Para cambiar las tendencias, hay que aumentar el número de personas implicadas, sensibilizarlas, por ello nuestra seña de identidad es la comunicación”.

Otro objetivo del proyecto es proteger la biodiversidad

El compromiso de los millennials

Otra cuestión en la que Grandi insiste es la preservación de la biodiversidad. “La pesca intensiva está poniendo en peligro a numerosas especies, al igual que la contaminación causada por los microplásticos. Hace falta educación cívica, promover valores éticos. Por eso Triton trabaja con los llamados millennials y la Generación Z. Contrariamente a la creencia popular, los jóvenes son sensibles a ciertos temas y mucho más proclives a la acción. Tienen ideas brillantes, la dosis justa de entusiasmo y están ávidos de conocimientos. En este proyecto, su aportación es crucial”. Paralelamente a la puesta en marcha del proyecto, se desarrolló una aplicación, que puede descargarse de Google Play Apple Store, para facilitar información a los usuarios sobre la zona marina y sus peculiaridades, así como sobre la necesidad de potenciarla y cuidarla. Una vez en el lugar, el usuario solo tiene que abrir la aplicación para obtener una descripción del contexto acompañada de especificaciones sobre el hábitat, la flora, la fauna, con detalles sobre las oportunidades de exploración más interesantes. Entre las diversas reuniones y visitas guiadas, destacan cinco eventos de formación para gestores locales y operadores turísticos destinados a implantar un turismo orientado a la protección y la sostenibilidad.

Capraia en Toscana, uno de los 30 lugares marinos visitados durante la excursión en velero

La vocación ambiental

“Para mí esto no es sólo un trabajo, es un placer, un amor visceral”, confiesa el director de Triton. “Nace de una pasión mía, compartida entre otras cosas con mis hermanos. De niños nos atraía la figura de Jacques-Yves Cousteau (Saint-André-de-Cubzac, 11 de junio de 1910 – París, 25 de junio de 1997), un explorador, navegante, militar, oceanógrafo y cineasta que llevó imágenes extraordinarias a los salones de todo el mundo. Recuerdo que lo veía en la televisión y me sentía impregnado de belleza y deseo de descubrimiento. Con él nació mi vocación por el medio ambiente y el deseo de hacer algo tangible no sólo por mí, sino por nuestros hijos y nietos. Son ellos quienes corren el mayor riesgo de no reconocer ni siquiera el color del mar. La encíclica de Francisco no ha hecho más que avivar el fuego en mi interior, que puedo resumir en estas palabras: conocimiento, protección, salvaguardia y acción. De mi trabajo con Triton Research me llevo una lección importante: para proteger la naturaleza, la Creación, hay que amar, no se hace solo porque es lo correcto, se hace porque se ama”.

Los frutos del Viñedo de Raquel: Hemos tenido médicos que se han arrepentido del aborto

Unas 300 personas, entre ellos varios médicos y enfermeras, han pasado en Colombia por...

5 propuestas para celebrar el Día de la Familia

Cada 15 de mayo se conmemora el Día Internacional de las Familias. Te presentamos...

PEREGRINA – cortometraje católico

PEREGRINA: Una joven inicia un camino en búsqueda de respuestas. Un encuentro inesperado le...

¿Por qué la Virgen de Fátima pidió a los tres pastorcitos rezar el Rosario?

El 13 de mayo de 1917, en su primera aparición a los pastorcitos en...