Mama Antula: Los ejercicios espirituales como instrumento para conectar con Dios

El padre Eduardo Pérez dal Lago, del clero de Buenos Aires, es artista y concibió el primer icono de la futura santa nacida en la República Argentina. En diálogo con Vatican News explica el proceso de trabajo y se detiene en los rasgos más importantes del legado de la beata.

“Un icono se escribe en oración porque la idea es que no salga del talento propio, sino de Dios que, así como se manifestó en un santo a través de nuestras manos, que ponemos a su servicio, manifieste la belleza, la verdad, la bondad en esa ventana que es un icono”. Así concibe el Padre Eduardo Pérez dal Lago, sacerdote de la Arquidiócesis de Buenos Aires, el proceso de elaboración de un icono. Y este fue el camino que lo inspiró a realizar la primera iconografía de Mama Antula, la primera santa nacida en la República Argentina.

Cuando se enteró que el Papa Francisco había reconocido el milagro para la canonización, el presbítero disponía de mayor tiempo (este período coincide con las vacaciones de verano en el Cono Sur) y tomó la iniciativa de “contar” la esencia de Mama Antula mediante un lenguaje que él conocía. “Me detuve bastante en el rostro porque todas las crónicas de la época dicen que era una mujer muy linda y que daba gusto mirarla”, comenta.

Viviendo cerca de la “Santa Casa de Ejercicios Espirituales”, fundada por la inminente santa, para él fue muy significativo representarla con este sitio tan importante en la obra. Allí Mama Antula murió y en dicho espacio se perpetúa su legado, porque por sus corredores han pasado miles de personas desde su creación hasta nuestros días.

En 1794 obtuvo la autorización del virrey Vértiz y del Cabildo para construir un edificio que permitiera acoger a un gran número de ejercitantes. La casa se levantó sobre terrenos donados y con fondos que procedían de las limosnas de los fieles. Fue habilitada, aún sin concluir los trabajos, en 1799, cuando falleció su “alma máter”. Asimismo, declararon el centro de retiros como Monumento Histórico Nacional en 1942 y es sede de la Congregación de las Hijas del Divino Salvador.

Hasta ahora, todas las imágenes decían "Beata Mama Antula" y esta es la primera vez que se la presenta como santa pues se trata de la primera imagen preparada para esta ocasión.
Hasta ahora, todas las imágenes decían “Beata Mama Antula” y esta es la primera vez que se la presenta como santa pues se trata de la primera imagen preparada para esta ocasión.

Tras la expulsión de los jesuitas del país, ella asumió la responsabilidad de recorrer cada ciudad de las regiones pobres del nordeste argentino promoviendo los ejercicios espirituales ignacianos, confiando únicamente en la Divina Providencia. En solo ocho años, consiguió ofrecerlos a unos 70.000 argentinos.

El padre Pérez dal Lago dirige la Fundación La Santa Faz, una institución que promueve el encuentro con Dios a través de la belleza.
El padre Pérez dal Lago dirige la Fundación La Santa Faz, una institución que promueve el encuentro con Dios a través de la belleza.

“Tuvo que ingeniárselas para ir por toda la Argentina, caminando algunas veces en lomo de burro, para poder llegar a Buenos Aires, que era la capital del Virreinato del Río de la Plata”, asegura el artista.

En otras pinturas Mama Antula aparece con un paisaje de Santiago del Estero, la tierra natal. En esta, en cambio, como observa el experto en arte sacro, el hecho de incluir la Casa de Ejercicios refuerza un mensaje relevante que transmite la vida de la beata: “Los ejercicios espirituales son un instrumento para que los hombres nos conectemos con Dios y nos convirtamos”.

Otro detalle de la pieza es el color elegido para el hábito: el azul lapislázuli para que diera un efecto de negro azulado, pues en la iconografía el negro puro se puede utilizar solo para el misterio del mal, el demonio o, por ejemplo, una cueva oscura en donde está la cabeza de Adán, los pies de la cruz de Jesús. El azul, en contraste, significa el cielo, la espiritualidad, la divinidad.

“El azul lapislázuli es un pigmento natural, entonces quise contrarrestar la connotación negativa que el negro tiene en la simbología bizantina”, explica.

Análisis del cuadro de Mama Antula

El iconógrafo siempre se imagina a Mama Antula andando por los lugares relativos a su misión, recogiendo leña, hablando con la gente en los ranchos o buscando los fondos que necesitaba para erigir la casa de ejercicios. “Su presencia la siento muy cercana y le confío muchas intenciones”, sostiene. De hecho, Pérez dal Lago quería abrir una residencia universitaria para mujeres, entonces encomendó esta petición a la beata y si bien era difícil conseguirla porque no la querían vender, en 2023 la pudo comprar y será inaugurada en febrero de 2024.

Alegría en Santa Fe por la ordenación de dos sacerdotes

Elías Margini y Pedro Mayol recibieron su ordenación de manos del arzobispo, monseñor Sergio...

Vaticano: El Papa Francisco habla nuevamente sobre la admisión de homosexuales en los seminarios

En la tarde de este 11 de junio, el Papa Francisco se trasladó hasta...

El prefecto del Dicasterio para el Clero envía una carta a todos los sacerdotes

"Somos conscientes de los numerosos signos de fragilidad", señala el Card. You Heung Sik...

El presidente de Cáritas destacó la labor de los voluntarios durante la Colecta

Mons. Carlos Tissera agradeció su servicio para visibilizar esta campaña solidaria en todo el...