Evangelio según Marcos 2:18-22

Como los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando, vienen y le dicen: «¿Por qué mientras los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, tus discípulos no ayunan?»

Jesús les dijo: «¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Mientras tengan consigo al novio no pueden ayunar. Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán, en aquel día.

Nadie cose un remiendo de paño sin tundir en un vestido viejo, pues de otro modo, lo añadido tira de él, el paño nuevo del viejo, y se produce un desgarrón peor. Nadie echa tampoco vino nuevo en pellejos viejos; de otro modo, el vino reventaría los pellejos y se echaría a perder tanto el vino como los pellejos: sino que el vino nuevo, en pellejos nuevos.

Evangelio Mateo 5:17-19

«No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he...

Evangelio Mateo 10:7-13

Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad...

Evangelio Mateo 5:1-12

Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y...

Evangelio Marcos 3:20-35

Vuelve a casa. Se aglomera otra vez la muchedumbre de modo que no podían...
Artículo anterior
Artículo siguiente