Evangelio según Juan 3:16-18

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.

Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

El que creee en él, no es juzgado; pero el que no cree, ya está juzgado, porque no ha creído en el Nombre del Hijo único de Dios.

Santa Mariana de Jesús Paredes

Su nombre completo era Mariana de Jesús Paredes Flórez. Nació en Quito (Ecuador) en...

San Beda

Escribió así: Y es así que, muy interesado en la historia eclesiástica de Bretaña, especialmente...

Santa María Auxiliadora, Fiesta

En la fecha de hoy, la Iglesia conmemora una vez más, a la Santísima...

San Juan Bautista Rossi

En el Colegio Romano hizo estudios con gran aplicación, ganándose la simpatía de sus...
Artículo anterior
Artículo siguiente