Evangelio según Juan 17,20-26

No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí, para que todos sean uno.
Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.
Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí. 
Padre, los que tú me has dado, quiero que donde yo esté estén también conmigo, para que contemplan mi gloria, la que ma has dado, porque me has amado antes de la creación del mundo.
Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido y éstos han conocido que tú me has enviado.
Yo les he dado a conocer tu Nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos.»

 

Evangelio Marcos 10:28-31

Pedro se puso a decirle: «Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y...

Evangelio Marcos 9:30-37

Y saliendo de allí, iban caminando por Galilea; él no quería que se supiera, porque...

Evangelio Lucas 12:22-31

Dijo a sus discípulos: «Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida,...

Evangelio Juan 21:15-19

Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro: «Simón de Juan, ¿me amas...