El Papa Francisco recuerda que “nadie puede salvarse solo” ante los retos del mundo

En su mensaje para la 56° Jornada Mundial de la Paz que se celebrará el 1 de enero de 2023, el Papa Francisco dijo que “nadie puede salvarse solo” y animó a afrontar los retos de nuestro mundo, como el Covid y la guerra, “con responsabilidad y compasión”.

El corazón abierto a la esperanza

El Santo Padre defendió que, “aunque los acontecimientos de nuestra existencia parezcan tan trágicos y nos sintamos empujados al túnel oscuro y difícil de la injusticia y el sufrimiento, estamos llamados a mantener el corazón abierto a la esperanza”.

“Confiando en Dios que se hace presente, nos acompaña con ternura, nos  sostiene en la fatiga y, sobre todo, orienta nuestro camino”, subrayó.

Más tarde, el Papa Francisco recordó cómo el Covid desestabilizó “nuestra vida ordinaria, revolucionando nuestros planes y costumbres” y el “malestar generalizado que ha calado en los corazones de muchas personas y familias”.

“La pandemia parece haber sacudido incluso las  zonas más pacíficas de nuestro mundo, haciendo aflorar innumerables carencias”, señaló.

En esta línea, reiteró que “de los momentos de crisis nunca se  sale igual: de ellos salimos mejores o peores. Hoy estamos llamados a preguntarnos: ¿qué hemos  aprendido de esta situación pandémica?”.

“También hemos aprendido que la fe depositada en el  progreso, la tecnología y los efectos de la globalización no sólo ha sido excesiva, sino que se ha  convertido en una intoxicación individualista e idolátrica”, añadió.

El Papa Francisco destacó de este tiempo el “retorno a la humildad”, la reducción de “ciertas pretensiones consumistas” y un “renovado sentido de la solidaridad”.

“De esta experiencia ha surgido una conciencia más fuerte que invita a todos, pueblos y  naciones, a volver a poner la palabra ‘juntos’ en el centro”, señaló.

Un nuevo desastre: la guerra

El Papa Francisco recordó que “la guerra en Ucrania se cobra  víctimas inocentes y propaga la inseguridad, no sólo entre los directamente afectados, sino de forma  generalizada e indiscriminada hacia todo el mundo”.

Para el Papa, esta guerra representa “una derrota para la humanidad en su conjunto y no sólo para las partes directamente implicadas”.

“Aunque se ha encontrado una vacuna  contra el Covid, aún no se han encontrado soluciones adecuadas para la guerra”, dijo.

“Ciertamente, -continuó el Santo Padre-, el virus de la guerra es más difícil de vencer que los que afectan al organismo, porque no procede del exterior, sino del interior del corazón humano, corrompido por el pecado”.

Ante esta situación, el Papa Francisco invitó a “dejarnos cambiar el corazón por  la emergencia que hemos vivido” y permitir “que Dios transforme nuestros criterios habituales de interpretación del mundo y de la realidad a través de este momento histórico”.

Por ello, hizo un llamado a afrontar los retos de nuestro mundo “con responsabilidad y compasión”.

“Debemos retomar la cuestión de garantizar la sanidad pública para todos; promover acciones de paz para poner fin a los conflictos y guerras que siguen generando  víctimas y pobreza; cuidar de forma conjunta nuestra casa común y aplicar medidas claras y eficaces  para hacer frente al cambio climático”, pidió el Papa.

Asimismo, animó a “luchar contra el virus de la desigualdad y garantizar la  alimentación y un trabajo digno para todos, apoyando a quienes ni siquiera tienen un salario mínimo  y atraviesan grandes dificultades”.

El escándalo de los pueblos hambrientos nos duele. Hemos de  desarrollar, con políticas adecuadas, la acogida y la integración, especialmente de los migrantes y de  los que viven como descartados en nuestras sociedades”, añadió.

“A todos los hombres y mujeres de buena voluntad, les deseo un feliz año, en el que puedan construir, día a día, como artesanos, la paz”, concluyó el Santo Padre.

Persiste la gripe leve del Papa y se cancelan las audiencias

Al igual que el sábado pasado, para hoy se ha tomado la precaución de...

El Papa expresa cercanía a víctimas de incendio en Valencia

El Santo Padre envió un telegrama firmado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de...

El Papa hizo nombramientos episcopales en Comodoro Rivadavia y San Isidro

Mons. Jorge Luis Wagner fue nombrado obispo de la diócesis de Comodoro Rivadavia; mientras...

Papa Francisco: Las guerras son una derrota e inútiles. Las poblaciones están agotadas

En sus saludos tras el rezo del Ángelus, el Papa hace un llamamiento para...