El Papa: con la fortaleza sostenida por la gracia, respondemos al mal

“Un cristiano sin coraje, que no orienta sus fuerzas hacia el bien, que no molesta a nadie, es un cristiano inútil”, advirtió el Papa Francisco durante la audiencia general.

El Papa Francisco criticó hoy la dilución de la percepción del mal en Occidente, invitando a los cristianos a “tomar en serio” el desafío de combatir las “atrocidades” de la humanidad actual.

Durante su audiencia general de este miércoles 10 de abril, el pontífice continuó su serie de catequesis sobre las virtudes y los vicios, enfocándose en la tercera de las virtudes cardinales, la fortaleza, a la que presentó como la más “combatiente”, diciendo que, sostenida por la gracia, puede alimentar nuestros esfuerzos diarios y acercarnos a Dios.

“Basta hojear un libro de historia, o desgraciadamente también los periódicos, para descubrir las atrocidades de las que somos en parte víctimas y en parte protagonistas: guerras, violencia, esclavitud, opresión de los pobres, heridas nunca curadas que aún sangran. La virtud de la fortaleza nos hace reaccionar y gritar un ‘no’ firme a todo esto”, declaró el pontífice a los miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro.

“En nuestro cómodo Occidente, que lo ha diluido todo un poco, que ha transformado el camino hacia la perfección en un simple desarrollo orgánico, que no necesita luchas porque todo parece igual, a veces sentimos una sana nostalgia por los profetas. Pero las personas incómodas y visionarias son muy raras. Necesitamos que alguien nos saque del lugar ‘blando’ en el que nos hemos instalado y nos haga repetir decididamente nuestro ‘no’ al mal y a todo lo que lleva a la indiferencia”, advirtió.

“No al mal y a la indiferencia, sí al camino que nos hace progresar en la vida”, añadió el Papa.

El Catecismo describe la virtud cardinal de la fortaleza como “la virtud moral que asegura firmeza en las dificultades y constancia en la búsqueda del bien”. Francisco destacó cómo ese hábito operativo fortalece la decisión de resistir las tentaciones y superar los obstáculos en la vida moral, y permite vencer el miedo, incluso el miedo a la muerte, y afrontar las pruebas y persecuciones”.

“Es la más ‘combativa’ de las virtudes”, afirmó el Papa, al recordar que la prudencia, está asociada principalmente a la razón del hombre, y que la justicia, encuentra su morada en la voluntad, mientras que esta tercera virtud, afirmó, “a menudo los autores escolásticos la vinculan con lo que los antiguos llamaban el ‘apetito irascible'”.

El pensamiento antiguo, afirmó el Papa, no imaginaba a un hombre sin pasiones, ya que un ser así “sería una piedra”.

Las pasiones no son necesariamente “el residuo de un pecado”, dijo, pero, insistió, “hay que educarlas, canalizarlas, purificarlas con el agua del Bautismo, o mejor, con el fuego del Espíritu Santo”.

“Un cristiano sin coraje, que no utiliza sus propias fuerzas para el bien, que no molesta a nadie”, dijo el Papa Francisco, “es un cristiano inútil”.

El Papa continuó observando cómo tanto los filósofos griegos como los teólogos cristianos reconocían en la virtud de la fortaleza un doble desarrollo, uno pasivo y otro activo.

Papa Francisco: “Esta “eutanasia encubierta” acorta la vida de los ancianos”.

La palabra anciano deriva, según el diccionario, del francés ancien que, a su vez, deriva de...

El Papa: Los pobres tienen un lugar privilegiado en el corazón de Dios

El Santo Padre da a conocer su mensaje para la octava Jornada Mundial de...

Las parroquias están abiertas a ‘todos, todos, todos’, reiteró el Papa a los sacerdotes

 El Papa el 11 de junio de 2024 en la Universidad Salesiana (Vatican Media) En...