El Papa catequiza en el garaje de un condominio en Roma

Francisco en el barrio de Palmarola, en la periferia occidental de Roma, para la tercera cita de la «Escuela de oración» en vista del Jubileo. Dialogó con una treintena de familias, ancianos, parejas y jóvenes, advertidos a última hora de la llegada del Pontífice: «Defendamos la familia, oxígeno para educar a los hijos. Si los padres se pelean es normal, pero hagan siempre las paces antes de que acabe el día: la guerra fría del día después es terrible”.

Esta vez no eran los salones parroquiales ni los teatros, sino un garaje de una comunidad de propietarios con suelo de grava, un muro de ladrillo, árboles y plantas trepadoras, y alrededor las persianas con los coches aparcados dentro y los residentes mirando desde los balcones. En el centro un sillón, sentados delante unas treinta familias, parejas con niños, jóvenes, feligreses de la cercana iglesia de Santa Brígida de Suecia, algunos llegados a la reunión ya en zapatillas de goma o ropa de casa. Como la señora que bajó corriendo las escaleras intentando arreglarse el pelo: «¡Dios mío, qué sorpresa, y me lo podíais haber dicho antes! Un escenario totalmente inédito para la tercera cita de la «Escuela de Oración», la serie de encuentros del Papa en Roma en el Año de la Oración con vistas al Jubileo 2025.

Familias, después de niños y adolescentes

Después de los niños y los adolescentes, Francisco quiso encontrarse esta tarde, 6 de junio, con las familias del barrio romano de Palmarola (zona Borgata Ottavia), en la periferia más occidental de la ciudad. Había parejas de padres primerizos, abuelos, el grupo juvenil de la parroquia, bebés y niños con chupete, un grupo de mujeres inmigrantes de Senegal, un hombre ortodoxo, el presidente del municipio. En definitiva, una humanidad variopinta que en el último momento fue alertada para esta hora especial de catequesis vespertina.

El Papa en el edificio de apartamentos de la zona de Palmarola, en las afueras de Roma

El Papa en el edificio de apartamentos de la zona de Palmarola, en las afueras de Roma

La llegada y la sorpresa

El Fiat 500 L hizo su entrada hacia las 17.00 horas en la rampa del edificio de Via Palmarola, con las paredes aún en obras. Hubo un silencio inicial, algunos ojos entrecerrados, smartphones preparados para asimilar la escena, luego Francisco saludó: «Buenas tardes a todos» y ,a partir de ahí, comenzaron los aplausos y el habitual «¡Viva el Papa!». El recorrido entre la gente fue corto, salpicado por el regalo de dulces, algunos selfies robados y una señora que se acercó para decir: «¿Querría rezar una oración por mi madre?» y el Papa que la bendijo. Sentado en la silla, el Papa introdujo a continuación el turno de preguntas y respuestas con los presentes. Primero miró divertido el insólito escenario: «El muro… las plantas… los tomates…», luego saludó al grupo que tenía ante sus ojos: «Son las familias, los jóvenes, los ancianos, siempre la familia».

No dejarse desanimar por las ‘tormentas

Y de la familia, de sus desafíos y dificultades, de su belleza y potencial para la Iglesia y la sociedad, habló el Papa tanto en lo que llamó en broma un «sermón», como en los tres cuartos de hora de intercambio de preguntas y respuestas que siguieron. Defendemos la familia, que es oxígeno para criar a los hijos”, dijo. Por supuesto, están las peleas, las discusiones, a veces incluso las separaciones. «Tormentas» las llamó Francisco, que, sin embargo, no deben desanimar. «Si los padres discuten es normal, pero tienen la oportunidad de hacer las paces antes de que acabe el día, porque la guerra fría del día siguiente es terrible», repitió varias veces, reiterando las tres palabras clave tan sencillas pero a la vez imprescindibles para que una relación funcione: «Perdón, permiso y… gracias». Incluso el agradecimiento más sencillo: «Gracias por preparar esta cena tan buena…». Y donde no llegan las palabras, ‘basta un pequeño gesto para hacer las paces y volver a empezar al día siguiente’.

Obispos de Venezuela: El Papa Francisco reza siempre “por esta tierra de gracia”

l Papa Francisco recibió hoy, 3 de junio, a la presidencia de la Conferencia...

Evangelio Marcos 10:46-52

Llegan a Jericó. Y cuando salía de Jericó, acompañado de sus discípulos y de...

Hoy inicia la novena a Santa Juana de Arco, patrona de Francia

Cada 21 de mayo se inicia la novena en honor a Santa Juana de...

Este es el mensaje profético que dio San Juan Pablo II a los jóvenes de Venezuela en 1985

El 29 de enero de 1985, hace 39 años, el Papa San Juan Pablo...