El compromiso de Cáritas con los ambientes eclesiales seguros

#YoMeComprometo es la campaña de Cáritas en América Latina y El Caribe para fomentar los espacios de servicio y caridad en un ambiente seguro para los menores de edad y personas vulnerables, principalmente mediante el respeto a la dignidad de la persona, partiendo desde la conversión.

La Conferencia Regional de Cáritas para América Latina y el Caribe promueve la campana “yo me comprometo” con la finalidad de consolidar “espacios eclesiales seguros” en las áreas donde desarrollan su acción pastoral y de atención a los más vulnerables.

En entrevista a Vatican News – Radio Vatiacana el Coordinador de la Conferencia Regional de Cáritas para América Latina y el Caribe, Nicolás Meyer; el director de Cáritas Puerto Rico, monseñor Tomás González, y la vicedirectora de Cáritas Colombia, Liliana Zamudio, compartieron el significado y la responsabilidad que conlleva el “compromiso” de Cáritas.

Nicolás Meyer explicó que el compromiso principalmente “es de tomar acción sobre la cultura del buen trato, crear ambientes seguros en nuestros espacios, en los servicios de Cáritas, en las Cáritas parroquiales y, por lo tanto, la primera reflexión que hacemos es que es una conversión personal, cada uno y cada una de nosotros tenemos que pensarnos desde una lógica evangélica para decir, bueno, cómo creamos que el espacio donde desarrollamos la caridad sea seguro y sea de buen trato”.

Por su parte, Liliana Zamudio, señaló que “ese ‘yo me comprometo’ además de la experiencia regional, también implica una experiencia local y una experiencia con las diocesanas, a nivel nacional y local. Implica, recordando los valores del Evangelio, la fraternidad, unas relaciones bajo una cultura del cuidado, bajo una cultura del acompañamiento fraterno, pero también de cara a las comunidades que acompañamos de una cultura de prevención, de protección y de seguir algunos protocolos que implica esa protección y ese: yo me comprometo”.

También el obispo Tomás González, resaltó que en Latinoamérica ‘el compromiso’ es con el pueblo: “trabajando para que todos los hijos de Dios y todos los que reciben servicios de Cáritas, pues se encuentren en lugares seguros, en lugares buenos, para que sigan desarrollándose integralmente en su verdad”.

Respeto a la dignidad de la persona, y supervisión

Los representantes de las diversas Cáritas de la región América Latina participaron del 26 de febrero al 1 de marzo de un curso de formación sobre “ambientes eclesiales seguros” promovido por la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores en Roma. Al respecto, el coordinador regional de Cáritas, Nicolás Meyer, destacó dos bases claves para los ambientes eclesiales seguros: el respeto a la dignidad de la persona y la supervisión:

“En primer lugar, respetar la dignidad de cada una de las personas, de todas las personas, especialmente los niños, niñas y personas vulnerables. Por lo tanto, tenemos que ser conscientes de los vínculos asimétricos que tenemos cualquier persona que está en una Cáritas, brindando un servicio, dando un apoyo escolar, dando alimentos, acompañando situaciones de migración, trata, refugio. Tenemos una situación asimétrica, una acción, una situación de disparidad, también del poder. Por eso ‘yo me comprometo’, tiene que ver con, asumiendo esa realidad en principio, mirarnos todos como hermanos y saber que todas las acciones que tengamos contemplando esa asimetría de poder tienen que siempre ser respetuosas y cuidar la dignidad y la integridad de todos”, dijo.

“Y en segundo lugar -aseguró Meyer-, mencionaría el tema de la supervisión. Tenemos que comprometernos a mirarnos, a cuidarnos. A estar atentos a las acciones, a las actitudes de todo lo que sucede a nuestro alrededor. Porque de esa manera es la única que como Comunidad asumimos el compromiso y nos cuidamos entre todos”.

Sinodalidad

La vicepresidenta de Cáritas Colombia destacó la importancia sinodal del discernir junto en la tarea del “compromiso”, dijo:

“Hay un asunto que valoro mucho y es esa capacidad de discernir juntos, porque si bien hay unas particularidades en nuestras iglesias locales y en nuestros comportamientos, también hay una sinodalidad en cómo nosotros nos relacionamos y bajo qué valores. Entonces el tener un espacio aquí para discutir y discernir conjuntamente. También nos da luces de cómo podemos comprometernos a caminar juntos con este: yo me comprometo”

Cuaresma y caridad

Además de las diversas acciones que llevan a cabo en la región, los invitados del programa Estudio 9 también compartieron las experiencias de Cáritas en Latinoamérica en su trabajo con la migración, los enfermos, los niños, los ancianos, y los más necesitados de cada país: “siendo Cáritas un punto de encuentro con la Iglesia católica”.

Así mismo, el Obispo auxiliar de San José de Puerto Rico agradeció a los benefactores y voluntarios de Cáritas que en el tiempo de Cuaresma también ofrecen sus dones al servicio de los demás.

Alegría en Santa Fe por la ordenación de dos sacerdotes

Elías Margini y Pedro Mayol recibieron su ordenación de manos del arzobispo, monseñor Sergio...

Vaticano: El Papa Francisco habla nuevamente sobre la admisión de homosexuales en los seminarios

En la tarde de este 11 de junio, el Papa Francisco se trasladó hasta...

El prefecto del Dicasterio para el Clero envía una carta a todos los sacerdotes

"Somos conscientes de los numerosos signos de fragilidad", señala el Card. You Heung Sik...

El presidente de Cáritas destacó la labor de los voluntarios durante la Colecta

Mons. Carlos Tissera agradeció su servicio para visibilizar esta campaña solidaria en todo el...