¿Cómo encontrar armonía entre fe y razón? El Papa Francisco propone ejemplo de Santo Tomás

El Papa destacó este jueves la capacidad de Santo Tomás de “coordinar las dos luces de la fe y la razón” y animó a los fieles a seguir su ejemplo.

El Papa recibió esta mañana en audiencia a los participantes del XI Congreso Tomista Internacional, promovido por la Pontificia Academia de Santo Tomás de Aquino y el Instituto Angelicum sobre el tema “Vetera novis augere. Los recursos de la tradición tomista en el contexto actual”.

Al comienzo de su discurso, el Papa Francisco recordó a Santo Tomás de Aquino como “un fiel discípulo de la Sabiduría Encarnada”. 

“Era un hombre apasionado por la Verdad, un incansable buscador del rostro de Dios. Su biógrafo cuenta que ya de niño se preguntaba: ‘¿Qué es Dios?’”, recordó el Pontífice.

Más tarde, destacó la capacidad de Santo Tomás de “coordinar las dos luces de la fe y la razón” y animó a los presentes en la audiencia a seguir su ejemplo.

Asimismo, recordó que San Pablo VI escribió: “El punto central de la solución que Santo Tomás dio al problema de la nueva confrontación entre la razón y la fe con la brillantez de su intuición profética, fue el de la conciliación entre la secularidad del mundo y la radicalidad del Evangelio, escapando así de la tendencia antinatural a negar el mundo y sus valores, sin dejar por ello de responder a las exigencias supremas e inflexibles del orden sobrenatural”.

En esta línea, el Papa Francisco defendió que “el tomismo no debe ser un objeto de museo, sino una fuente siempre viva”.

“Así, el tomismo avanza siguiendo un doble movimiento vital de ‘sístole y diástole’: Sístole, porque primero hay que centrarse en el estudio de la obra de Santo Tomás en su contexto histórico y cultural, para identificar sus principios estructurantes y captar su originalidad”, explicó.

Además, recordó que “Para Santo Tomás, la creación es la primera manifestación de la estupenda generosidad de Dios, más aún, de su misericordia gratuita”.

“El universo de las criaturas visibles e invisibles -continuó el Papa-, no es un bloque monolítico ni una pura diversidad informe, sino que forma un orden, un todo, en el que todas las criaturas están vinculadas porque todas vienen de Dios y van a Dios, y porque actúan unas sobre otras, creando así una densa red de relaciones”.

“Por todo ello, queridos hermanos y hermanas, siguiendo la estela de mis predecesores, os encomiendo: ¡Vayan con Tomas! No tengan miedo de aumentar y enriquecer lo viejo y siempre fructífero con cosas nuevas”, concluyó el Santo Padre.

I Jornada Mundial del Niño: El Papa celebró la paz con miles de niños reunidos en Roma

El papa Francisco pidió a los niños rezar por aquellos que sufren la guerra...

Papa Francisco: La humildad nos salva del maligno y del peligro de convertirnos en sus cómplices

En la Audiencia General de este miércoles 22 de mayo, el Papa Francisco reflexionó...

Condolencias del Papa por la muerte del presidente iraní Raisi

En un telegrama, Francisco envió sus condolencias al Gran Ayatolá Sayyed Ali Hosseini Jamenei,...